El otro día me llegó una solicitud de una revista académica para revisar un artículo. A estas alturas de la partida hice lo que me pidió el cuerpo:

A 
mamarla

Publico esto sólo por el chascarrillo. Si quieren artículos con más chicha, he escrito sobre esto aquí y aquí.