Hace ahora aproximadamente un año cerré mis cuentas de Twitter y Facebook. El efecto fue similar a uno que he experimentado en multitud de ocasiones: estar trabajando en la oficina, al lado de una ventana, y que alguien en el edificio adyacente apague el aire acondicionado. Uno comienza a percibir la ausencia de ruido.

Volví a usar masivamente listas de correo y el RSS (gracias, Tiny Tiny RSS), y me di cuenta de lo abandonados que se han quedado muchos blogs que seguía antiguamente. No voy a dar nombres, porque no soy el más indicado (este blog estuvo muerto cerca de un año hasta que me dio por mover el culo y volver a ponerlo en marcha, aunque sin el histórico1), pero salvo contadas excepciones se ha quedado un solar bastante vacío.

Entiendo la atracción de Facebook y Twitter. Son divertidos. Tienen animaciones. Están gamificados. La gente le da a "me gusta", o a los corazoncitos, y retuitea, y esto tiene más retuits que esto otro, y es como darle a la palanca a las tragaperras: lo importante no es que salga premio siempre (¡mil millones de reuits!), sino que haya alguno de cuando en cuando.

Al final lo que pasa es que estamos escribiendo en las paredes del vecino. Rescato aquí esta perla de la lista de correo nettime-l:

The web is, originally, a collection of "web sites", computers controlled by users and acting as their online proxies. Over time, fewer and fewer users bothered to control their own httpds, and instead rented space on corporate/group computers. Once you migrate from owner to renter, things get a bit different. No smoking on the balcony.

But the "web" stays inherently decentralized, even if it ends up consisting of 4 web sites, those four are still decentralized. There is no need to decentralize any more. One just needs to own.

[...]

The Internet did give us what majority always wanted - uniform enforcement of sub-mediocrity and conformity. Enjoy. Or run httpd. There is nothing in-between.

De aquellos polvos, estos lodos. Al final, cualquiera que se queje de que Facebook es un cortijo (1, 2, por poner ejemplos recientes), o que diga que a ver si Twitter echa a los nazis de una vez2 está repitiendo lo mismo con otras palabras. No son plazas públicas. Tampoco son tu casa.

El segundo problema de todo esto es que hay un problema en las dimensiones: Internet escala muy bien técnicamente, pero socialmente se empieza a resquebrajar cuando llega a una cierta masa crítica3. Aldea global suena estupendamente, pero comunidad de vecinos global se acerca mucho más a la realidad. Esto es lo normal; pretender que millones de personas pueden tener simultáneamente una conversación productiva es imposible, y alguien se tendría que haber dado cuenta de que tenía que haber sido impensable.

The Internet I knew (la negrita es mía).

We... we had ad-free social networking in 2004. It was called "one of your friends got a Dreamhost and put some forum software on it and everyone hung out there." If the website got really big and popular, maybe the owner would ask for donations from the users, and usually folks would give enough to keep the place afloat, because everyone wanted to keep hanging out there.

[...]

I suppose it's the difference between a Social Network(TM) in the Facebook and Google+ sense, versus the "social networks" I remember. Those "social networks" were small, and never made front-page news (or any news at all), and were more concerned with keeping to themselves than recruiting new members. They were "social networks" in the "people getting together and hanging out" sense. But Social Networks(TM) are big, and self-promote, and have money and influence, because there's a lot more people on the internet nowadays and more money to be made.

Las mejores redes sociales en las que he participado han sido, en orden aleatorio e intentando no extenderme: a) una lista de correo que no voy a nombrar, pero que ya está muerta; b) unos foros de Eurielec en phpBB trapero, pero que servían para lo que servían; c) comentarios en el viejo Google Reader. Pero treinta redes pequeñas escalan fatal para colocar publicidad. La pasta no sólo emputece, también tiende a concentrarse.

Estamos en la cuarta viñeta:

Facebook, a lo 
suyo

Una parte muy cínica de mí piensa que algún llamamiento reciente a dejar de usar Facebook (por ejemplo: You can help the web be better in 2018: just ditch Facebook and use your browser instead) no es más que el llanto de un editor que se empieza a dar cuenta de que ha estado haciendo tratos con la mafia, aunque bienvenido sea todo movimiento que busque convertir Facebook en MySpace. ¿Se acuerdan de MySpace? Ojalá.

Vuelvan a sus casas, con sus normas. Se está mucho mejor. Run httpd.


  1. aunque, francamente, teniendo en cuenta que llevo pariendo artículos desde más o menos 2003, no me dio demasiada pena que parte de ellos se hayan perdido. 

  2. ¿qué incentivo tiene para hacerlo? ¿No es cierto que a más peloteras, más anuncios? 

  3. que a ojo de buen cubero podría ser más o menos la población de Puerto Hurraco.