Fecha

Este artículo es un breve repaso a un par de compras que he hecho recientemente, por si a alguien le importase, que el capitalismo está muy malito y tenemos que mantenerlo entre todos (como siempre).

Teclado

(Hace un tiempo publiqué algo un poco más extenso en inglés, por si quieren echarle un ojo.)

Desde que me monté mi pequeña oficina en casa hace como un par de siglos, allá por principios de 2020, noté que el teclado que usaba me venía grande. Puede ser que el problema fuese que la mesa es más bien pequeña, pero todo es cuestión de perspectiva. Por motivos, ejem, estructurales1, no puedo cambiar el escritorio de sitio, y el lugar donde está la pantalla me queda a la derecha de la mesa, con el ratón al borde (y sí, se ha llevado más de un hostión).

Empecé a mirar teclados sin la parte numérica (tenkeyless o TKL) y todos los que encontraba eran mecánicos. Probé un Keychron K2, mi primera y mi última experiencia con un trasto de este tipo: son muy altos (también los hay de perfil bajo) y el ruido, con switches marrones, era insoportable2, así que terminé vendiéndolo de segunda mano.

A punto de rendirme, abrí un hilo de Reddit para ver si los que saben del asunto me podían orientar un poco, y alguien me recomendó esto, que es justamente lo que buscaba: sin teclado numérico, plano y con switches de tijera muy silenciosos.

Auriculares

Yo tenía unos auriculares Sennheiser muy monos que justamente dejaron de funcionar al principio de la pandemia. Coincidió que me compré otros parecidos con que empecé a trabajar desde casa y descubrí que, oh, craso error: son muy buenos, pero ya no necesito estar tan aislado como en la oficina; aquí, si un gato de pone a vomitar, o llaman a la puerta, está bien que lo oiga. Además, al poco cambié de gafas, y las de ahora tienen las patillas más gruesas, y al cabo de un par de horas la presión vaya si se nota.

Así que empecé a mirar otras opciones. Tenía por ahí unos Beats Solo3 que me tocaron en una rifa y que apenas usaba por básicamente lo mismo: al cabo de una hora o así me empiezan a doler las orejas.

Los auriculares que se meten en el oído no me gustan. Hay algunos que parece que te quieren rascar el cerebro, y haciendo un poco de investigación por ahí he visto artefactos que uno esperaría encontrarse en Pornhub.

Al final, dando unas cuantas vueltas, encontré críticas muy buenas de los VE Monk Plus, que son auriculares de los de toda la vida, y además son baratísimos, y puedo confirmar que suenan estupendamente.

Bola extra

Ya que estamos, comentar que ayer vimos esto y es una maravilla.


  1. vivo en una zona de Montreal que se caracteriza por tener casas bastante antiguas hechas de madera. Con los cambios tan brutales de temperatura que tenemos por ahí, los suelos se acaban combando. Tengo el estudio en la habitación con más pendiente de la casa y si no quiero estar sentado y caerme hacia un lado, la ubicación que tengo es la única posible. 

  2. también digamos que tecleo fuertecito