Fecha

La semana pasada estuve en Frankfurt y como la caza de banqueros está prohibida1 me tuve que conformar con saltar de museo en museo. Uno de ellos fue el Museo de Arte Moderno, solamente por aquello de sentir la tensión de poder entrar al baño y que resulte que es una performance2.

En una de las salas tenían puesto esto en bucle: una entrevista a un gato que maúlla amargamente. El original está en francés (para más INRI), pero en la guía del museo hay una transcripción en inglés y no puedo resistirme a dejar aquí un fragmento. Los maullidos aparecen tal cual en el texto que tengo delante:

MB: This is a pipe!

C: miaOUUW

MB: This is not a pipe!

C: miaouuw

MB: This is not a pipe?

C: miaw

MB: This is not a pipe.

C: mm...

MB: This is a pipe!

C: miaouw

MB: This is not a pipe!

C: miaou

MB: This is a pipe!

C: MiAOU... miao

Esto se reproduce en bucle, como he dicho antes, y a un volumen considerable.

Nunca he visto nada más vacío que los ojos del guarda de seguridad que vigilaba esa sala.


Unos minutos musicales.

And that's all we've gleaned so far from experts in Fourteenth century painting, Renaissance greengrocers and recently revived members of the public.

Buggered if I know.


  1. tras un paseo por el distrito financiero puedo afirmar sin miedo a equivocarme que es altamente probable que haya una combinación de teclas en las terminales Bloomberg que desintegra las cejas. 

  2. ante lo que sólo tengo que decir que, por fin, prueba superada