(Me dirán que avisar a toro pasado es muy de listos, pero en mi defensa he de decir que todo esto que voy a comentar aquí abajo ya lo he hablado por e-mail antes con algunos colegas.)

Esto que les voy a decir es muy importante. Mucho.

Cada vez que les llegue por las redes sociales (eso incluye a WhatsApp) alguna gilipollez de $PARTIDO1, es fundamental que se lo reenvíen a todos sus contactos para que sepan lo tondo que es $PARTIDO. Y que se lo reseñen en el mensaje: "mira a $PARTIDO, colega. Qué tontos son en $PARTIDO. Habría que ser idiota para votar por $PARTIDO". También es posible que ya les haya llegado algún meme ridiculizando las posturas de $PARTIDO. En ese caso, también es doblemente urgente que lo compartan mucho y que mencionen mucho a $PARTIDO en sus posts.

Tienen desde aquí a las generales2 para, si quieren, crearse cuentas que solamente publiquen parodias de $PARTIDO. El nombre puede ser una variación de $PARTIDO, como por ejemplo $PARTIDO_IDO o algo así, simplón, pero que recuerde mucho a $PARTIDO cuando se lea.

$PARTIDO para desayunar, $PARTIDO para comer y $PARTIDO para cenar. Y que quede muy claro lo marginal que es.

Luego hay elecciones y nos preguntamos cómo es que la gente ha votado a $PARTIDO. Yo también me lo pregunto. También me pregunto por qué varios contactos de WhatsApp me han mandado memes de $PARTIDO en los últimos meses y todo esto me queda un poco más claro.


  1. Donde $PARTIDO suele ser un engendro de extrema derecha (o un partido de demócratas de toda la vida que cree que hay muchos votos en decir que a ti te pagan poco porque los empresarios tienen la posibilidad de ahorrarse la Seguridad Social con los inmigrantes, y que la culpa es de estos últimos) que tiene tendencia a hacerse notar con sus declaraciones estrambóticas, con sus meadas fuera de tiesto o con unos vídeos en Twitter que están pidiendo a gritos un montaje humorístico. 

  2. Es decir, seguramente no mucho.