Hola,

Has llegado a este artículo porque en algún momento del pasado compraste unos poquininos de Bitcoins pensando en los rendimientos futuros, y ahora que todo el tinglado se está viniendo abajo quieres encasquetárselos a algún incauto lo más rápidamente posible. ¿Quién no habría querido comprar un puñado, o dos si llegan las perras? Si Peter Thiel se estaba hinchando a comprar y una compañía se cambió el nombre y lo petó en bolsa, aquí nos podemos hacer ricos todos.

O casi todos. Alguno se tendrá que hacer pobre por el camino, esto funciona así. Pero si el señor de los antivirus dijo que esto estaba muy barato a finales del año pasado, es que este año va a estar más caro:

It will be ten times this price in 2018. Remember -- it has the lowest circulating supply of any coin.

Esto es una revolución. Esto es nuevo. Esta vez es diferente. Esto es una cadena criptográfica automantenida mediante computación distribuida cuya implementación estratégica aprovecha sinergias en la nube1. Esto es como para gastarse todos los ahorros en meterse de cabeza en esta locura. Vamos a competir contra esto, que seguro que sale bien.

¿Qué diferencia hay entre un bitcoin y un tulipán? Al menos el tulipán se puede comer cuando pase la fiebre.

¿Que cómo vender todo ayer mejor que hoy, preguntabas? Ni idea. No sé cuándo estarás leyendo esto; igual Donald Trump tuitea mal mañana y este año no hay Día de la Marmota. No sé si la cadena sigue aceptando transacciones, ni qué comisión habrá que pagar para que se procesen. Pero espero que al menos hayas mirado cómo vender, y hayas llegado a este artículo antes de comprar.


  1. algún MBA de Telefónica tiene esto en un PowerPoint y está intentando hacer un pitch para algo cañero, algo que deje Keteke a la altura del betún.