Como mencioné en un artículo anterior, cuando se nos metió en la cabeza la idea de volvernos a España recopilé toda la información sobre la movida en un documento que guardo en un wiki privado. He pensado que igual alguien podría resultarle útil, así que he resumido lo más importante en esta entrada. Es muy probable que falten cosas, y cada circunstancia personal es un mundo, pero siguiendo esto a rajatabla conseguimos volver sin mayores inconvenientes.

Esta guía está pensada para alguien que ha vivido en Quebec. Si usted ha estado en otra provincia o territorio, le sirve perfectamente, pero ignore toda mención a instituciones quebequenses.

Aviso: lo que dejo aquí escrito era cierto en septiembre de 2023. Estas cosas cambian, así que no se fíen al 100 % de lo que lean escrito en un blog. Tampoco se fíen de lo que les digan Google o Microsoft, que sus IAs se inventan todo. Vamos, que no se fíen de nada de lo que lean. Ni vean. Ni escuchen.

Guía oficial

Existe una guía oficial: Guía del Retorno, publicada por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. Está muy bien, y lista paso por paso muchos de los trámites que hay que realizar al volver (empadronarse, notificar a Hacienda que hemos vuelto --les avisaron cuando se fueron, ¿verdad?--, pedir la baja consultar --les avisaron cuando llegaron, ¿verdad?--, etc). También existe una Oficina Española del Retorno. No he contactado nunca con ella, pero ahí dejo el enlace por si a alguien le viene bien.

Algo que aprendí leyéndola: si han estado trabajando en el extranjero durante más de 12 meses, a la vuelta tienen derecho a una prestación si vuelven sin trabajo. Échenle un ojo a los trámites, que merece la pena. La Consejería de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en Ottawa les puede resolver cualquier duda que tengan al respecto.

Seguridad Social

Si han estado trabajando y cotizando en Canadá, esas cotizaciones les pueden valer en el futuro en España cuando se jubilen (¡ja!). Si han estado en Quebec, sepan que el sistema es diferente y depende del tiempo residido, no del periodo cotizado. Asistí a una charla que dio la consejería en Montreal y no me quedé con los detalles porque de aquí a que me jubile la cosa seguramente habrá cambiado bastante, pero la idea principal es: lo que han hecho en Canadá les puede valer luego en España. Según se acerque la fecha de jubilación, contacten con la consejería, a ver qué les cuentan.

También existe la posibilidad de estar trabajando en Canadá y aportar a la Seguridad Social española. Yo me enteré de esto tarde, y no me queda del todo claro si me hubiera salido rentable, pero la opción está ahí. Como en el caso anterior: contacten con los que saben, que ellos les informarán. En su página web, enlazada arriba, tienen varios folletos informativos.

Dinero

Para realizar transferencias entre España y Canadá yo he usado Wise sin problemas en varias ocasiones. Al volverme, como la cantidad a transferir era relativamente grande, preferí contratar los servicios de una compañía que tuviese oficinas locales. Tuve una buena experiencia con Calforex. En general, nunca usen los servicios de su banco para esto, porque les cobrarán lo que no está escrito1. Guarden toda la documentación relacionada con la transferencia, porque su banco en España les puede pedir justificar el origen de los fondos.

Conviene dejar abiertas las cuentas en Canadá (al menos una de ellas, si tienen más de una) por múltiples motivos: algunas suscripciones las sigo teniendo en la cuenta canadiense2, es posible que tenga que hacer algún pago (por ejemplo, a la contable que me va a hacer los impuestos), igual la CRA / Revenu Québec me devuelven algo, etc. Tendrán que cambiar su dirección en los bancos de allí para que les manden a España las tarjetas cuando se vayan renovando, etc. Algunos bancos necesitan hacer esto en sus oficinas, así que no lo dejen para última hora.

Impuestos

Esto es un apartado muy personal, porque cada situación es un mundo. Les recomiendo que busquen un contable que les haga la declaración de la renta para el último año que estuvieron en Canadá, que tiene sus particularidades. España y Canadá tienen un convenio para evitar la doble imposición.

Crearse las cuentas online tanto en la CRA como en Revenu Québec ayuda bastante, porque tienen acceso a toda la documentación que estas instituciones tienen sobre usted. También se pueden descargar los notices of assessment de las últimas declaraciones presentadas, etc. Si llevan allí un tiempo y no han estado viviendo debajo de una piedra seguramente ya la tengan, pero lo comento por si acaso.

En general, conviene hacerse una cuenta en todo servicio online que preste el gobierno. Por ejemplo, Service Canada para Canadá, o clicSÉQUR para Quebec. El alta en estos sistemas necesita una verificación de identidad que a veces pasa por recibir correo postal, así que háganse la cuenta con tiempo.

Mascotas

Nuestra mudanza involucró a dos humanos, tres gatos y un perro y fue probablemente la jugada más delicada de todo esto.

El perro y dos de los gatos eran demasiado grandes como para venir en la cabina con nosotros, así que les tocó bodega. Si la aerolínea con la que viajan cumple con las normas de bienestar animal de la IATA todo debería salir bien. Se recomienda no sedar a los bichos, que eso puede favorecer que tengan problemas respiratorios. Uno de nuestros gatos viajó con un chute de gabapentinas porque se pone de los nervios con mirarlo. Con todo, llegó al otro lado como el Guernica, pero entero. Pregúntenle a su veterinario sobre estos asuntos, que él les dirá lo más conveniente.

Compramos el billete en una agencia de viajes porque era algo relativamente complejo (hay que añadir los animales, ver que la aerolínea tenga disponibilidad, porque las plazas para animales son muy limitadas, etc). Los $40 que nos costó la gestión estuvieron muy bien pagados.

Cada aerolínea tiene sus propias regulaciones en cuestión del tamaño de los transportines, así que mírenlo con cuidado. Cuanto más directo sea el vuelo, mejor para todo el mundo.

Para venir de Canadá a España con perros o gatos necesitan un formulario sellado por su propio veterinario y validado por un veterinario oficial del gobierno. Ese formulario, junto con las instrucciones oficiales, lo pueden descargar de aquí. Los formularios para la Unión Europea van en inglés y en el idioma local, así que cojan el correcto.

Primero tienen que ir a su veterinario habitual para que les haga una revisión a sus mascotas, atestigüe que están sanos y al corriente de sus vacunas, especialmente de la rabia, y rellene el formulario parcialmente. Con esa documentación pueden acercarse, previa cita, a su oficina local de la CFIA para que les pongan el sello que necesitan. Hay que pagar una tasa, que no recuerdo cuánto era, pero es una tasa por todo el procedimiento, no por cada animal.

El formulario tiene una validez de 10 días. Si lo completan demasiado pronto y les retrasan el vuelo, mal asunto. Si lo dejan todo para última hora y surge algún inconveniente, mal asunto. Nosotros lo hicimos 6 días antes.

En el lado canadiense, los empleados de la aerolínea comprobaron los papeles. Al subir al avión, una azafata vino con unas tarjetitas que nos informaban de que los animales estaban en la bodega. En el lado español, los agentes de la Guardia Civil de la aduana simplemente miraron que los números de microchip coincidían con los que daba su lector.

Canadá no tiene cartillas de vacunación como tal (o nuestro veterinario no sabía de qué iba el asunto). Aquí en España el veterinario que tenemos nos irá haciendo las cartillas según vayamos revacunando de la rabia.

Si prefieren tirar por lo más fácil y contratar una empresa que se encargue del transporte de los animales de principio a fin, me comentaron que, si están en Montreal o alrededores, Manoir Kanisha puede ayudarles.

Mudanza

Si se quieren traer muebles en la mudanza y el rollo DIY les atrae, hay empresas como esta que pueden mirarse. Nosotros aquí fuimos a lo cómodo y buscamos una empresa de mudanzas que usa contenedores compartidos: tienen varios clientes, van recopilando sus bártulos, y cuando tienen suficiente para llenar uno (o más) contenedores, lo envían; luego contratan empresas de transporte locales en Europa para hacer el reparto donde toque. La empresa envía a trabajadores a casa a embalar todo y ellos se encargan de todo, incluyendo hacer el papeleo con las aduanas y demás. Nosotros tuvimos muy buena experiencia con Armstrong Moving.

Teléfono

Durante mi estancia en Canadá mantuve mi teléfono español usando, primero, la tarifa más barata que tenía Yoigo por aquel entonces, y luego, gracias a un comentario de un amigo, pasándome a Pepephone, que tiene una tarifa de 0 € en la que se paga solamente el consumo. Dado que solamente quería mantener el número y usarlo para recibir los SMSs del banco, con eso iba tirando perfectamente.

Al volver también me interesaba mantener el número canadiense. Las tarifas más baratas que pude encontrar eran un robo (alrededor de 15 dólares al mes), así que porté el número a voip.ms, un proveedor de VOIP. Para recibir los SMSs del banco / CRA / Revenu Québec3 funciona razonablemente bien y cuesta céntimos al mes; algunos SMSs para hacer 2FA no terminan de llegar, pero en esos casos se puede elegir recibir el código mediante una llamada telefónica. Mediante una aplicación softphone (yo uso Linphone) pueden hacer y recibir llamadas normalmente.

Otros trámites

  • Tienen que notificar a la CRA / Revenu Québec que se han mudado. Además, Quebec tiene una página centralizada para gestionar el cambio de dirección que cubre bastante servicios, incluyendo la sanidad pública (que perderán por haberse marchado.)
  • Si a la hora de volverse ya son ciudadanos canadienses, no se olviden de registrarse para poder votar desde el extranjero. Sólo sirve para las elecciones federales; perderán el derecho a votar en su provincia (al menos en Quebec).
  • No se olviden de pedir la baja consular. Se puede hacer por correo electrónico y tarda un día o dos como mucho. La empresa de mudanzas, por ejemplo, la necesitó para gestionar la importación de los muebles y que no tuviésemos que pagar impuestos.

  1. igual les dicen que las comisiones son bajísimas, pero miren qué cambio les van a hacer. 

  2. nuestra suscripción Duo a Spotify cuesta 14.99 dólares canadienses, pero si la movemos a una tarjeta española nos cuesta 14.99 euros. Teniendo en cuenta el cambio de divisa, la suscripción en dólares canadienses sale un tercio más barata, así que ahí se ha quedado. 

  3. al poco de volver, la CRA permitió el uso de tokens TOTP, y Revenu Québec tiene la opción de enviarlos mediante correo electrónico, así que el teléfono lo uso bastante poco, pero ahí está, por si las moscas. 

No tengo sistema de comentarios. Si quieres decirme algo sobre este artículo, puedes ponerte en contacto conmigo mediante e-mail o Mastodon.