Cuando llegué a Canadá aprendí que aquí lo de usar bittorrent para bajar películas estaba bastante mal visto. Los nativos del lugar están acostumbrados a que les lleguen cartas amenazantes que prometen acciones legales pero que luego no llegan a ninguna parte. Por aquello del qué dirán (¡los inmigrantes nos roban!) básicamente me he estado limitando a lo que tengan en la biblioteca y a una suscripción de Netflix, que para lo que hay daba para ir tirando.

La culpa de todo esto que les cuento es, claro, de que el catálogo de Netflix se está yendo a pique. Tras sufrir varios días el mortal problema del Primer Mundo de No Hay Nada Que Ver Esta Noche me puse a mirar otras alternativas que no pasaran por el torrent. Ahí vi que la combinación de ololo.to y youtube-dl es magnífica, y en esas estoy1.

Hace ya un tiempo, en la versión inglesa de este blog, publiqué cómo enviar películas a un Chromecast desde el ordenador usando Python. El invento no estaba mal del todo, pero era algo incómodo2 y no terminaba de funcionar bien a veces; de todas formas era una prueba de concepto, así que tampoco importaba mucho, pero ahora que tengo una colección de películas que ver1 sí que interesaba mejorarlo.

Al final la mejora vino en dos partes: 1) usar un servidor web mejor que el que viene por defecto con Python; 2) usar el móvil, que entiende el protocolo que usa Chromecast, para enviar películas ahí desde el navegador.

El punto 1) se arregla usando, por ejemplo, Twisted, aunque cualquier otro servidor web en cualquier otro lenguaje de programación puede valer. En mi caso, lo que hago es algo como:

twistd -n web --port tcp:8000 --path /media/chema/LACIE/peliculas/

Una vez que esto está arrancado sólo hay que decirle al móvil que se conecte a la IP interna (de nuestra red wifi) del ordenador en el puerto 8000:

Listado de 
películas

Y ya está. Desde ahí sólo hay que pinchar en la película que queramos ver y luego buscar en el navegador / VLC / lo que sea que usemos para reproducir el icono de difusión, y a correr.

Esto sólo lo he probado en casa, con una televisión tonta y un Chromecast, pero imagino que servirá para cualquier dispositivo que use el mismo protocolo.


  1. si alguna autoridad lee esto, toda la introducción a este artículo no es más que un mero recurso, de verdad. 

  2. mi ordenador es portátil, pero poco. Vamos, que está en una habitación y de ahí no se mueve. Cuando uno está tirado en el sofá cuesta levantarse para poner otro capítulo.