Tengo un Dell del año 2007 con 4 GB de RAM y un disco duro cuyo tamaño exacto desconozco (pero puedo decir que: el suficiente para lo que hago); corre Ubuntu y más o menos me sirve para hacer cualquier cosa. Hace unos años se le cayó encima una taza entera de Cola-Cao. Tuve que abrirlo y ponerlo debajo de un grifo para limpiarlo bien, y luego dejarlo secar durante varios días. No volvió a ser el mismo. En una operación posterior le compré pasta térmica y le limpié bien el ventilador,pero todavía le dan tabardillos los días de mucho calor.

Ése es el ordenador bueno.

Luego tengo un netbook de los que se matan si se caen de la mesa, un ASUS Eee PC de 2011 con lo justo. Muy justito. Tan justito que parece que se sale un poco por los bordes de lo apretao que está. Lo uso porque el bueno hace tiempo que se quedó sin batería (y sí, le podría comprar una, pero llevo cinco años pensando que le queda un mes de vida y que, total, pa qué) y para salir al balcón o estar en el sofá es más cómodo. Lo malo es que puede correr Firefox y poca cosa más simultáneamente, y eso cuando Firefox no se atraganta con alguna página más saturada de JavaScript de lo que debería.

Recordando que a principios del siglo (año 2001, para ubicarnos) yo vivía en la terminal, el otro día pensé que igual merecía la pena ver si podía poner algún remiendo. Esto es lo que he conseguido.

mutt

El webmail me da un poco de urticaria. Lo uso cuando no hay más remedio, pero en casa siempre he tenido un cliente de correo de los de verdad. Hace tiempo que me cansé de los problemas de daba Thunderbird, así que me pasé a claws-mail, que es mucho más ligero y bastante más fiable, y tan feliz. En el ordenador bueno va que se mata, pero en el netbook es un dolor tenerlo abierto a la vez que el navegador.

mutt es un cliente de correo para la terminal (que tiene este aspecto, por si se lo estaban preguntando) que yo usaba en tiempos y que, la verdad, tiene todo lo que uno puede necesitar. Recuerdo que por aquella época intentar leer correo en servidores IMAP era un dolor, pero ahora parece que es capaz de guardar localmente tanto las cabeceras como los cuerpos de los mensajes y va como un tiro (cabe la opción de que en tiempos también se pudiera hacer esto pero no encontrase la forma de configurarlo correctamente). Además, las nuevas versiones hablan SMTP directamente.

He seguido básicamente guías como ésta para refrescar mi memoria. Ante la duda, la documentación oficial es el mejor recurso.

newsbeuter

Google Reader era la mejor red social del planeta: se compartían y discutían artículos directamente en un agregador pensado para leerlos. Luego Google se lo cargó porque le corría mucha prisa que todos usásemos Google+ (y, total, ya ven) y los que todavía usamos RSS para seguir blogs y noticias iniciamos una diáspora generalizada.

<rant>
El RSS sigue siendo lo mejor que se ha inventado para seguir las noticias que le interesan a uno. Es genial porque se centraliza en el extremo de la lectura (consumo) y no en el de la escritura (producción). Eso me interesa mucho a mí, si lo que quiero es el contenido pelao, pero le puede interesar mucho menos a alguien centrado en explotar lo que rodea al contenido (anuncios, en román paladino) y que, para poder controlar esa distribución, se centra en controlar lo más posible la producción. Por eso Facebook está muy interesado en que los periódicos publiquen directamente en sus sitemas y Twitter se cargó los RSS hace no mucho, porque a ver cómo me van a vender anuncios si no entro en su página. Se empieza prohibiendo los pezones y se termina estableciendo qué es aceptable y qué no.
</rant>

A lo que iba. En mi caso, tras el escarmiento que supuso darle a Google todo el control acerca de cómo leía yo noticias y posteriormente ver cómo aquello se cerraba a cal y canto, me decidí por traerme mis feeds a casa e instalarme un Tiny Tiny RSS localmente. Funciona de maravilla pero tira de JavaScript como si no hubiera mañana. En el netbook era ligeramente coñazo de usar.

Afortunadamente encontré newsbeuter, un lector de RSS en línea de comandos (muy parecido a mutt) que tiene la particularidad de que se integra con ttrss y me permite tener solamente una copia de mis suscripciones, pero leerlas desde cualquier sitio.

rainbowstream

Twitter es otra de esas webs que se arrastran. Una de las opciones es usar la interfaz para móvil, mucho más ligera, y que desde hace unos días ya permite acceder también a las listas.

La otra es usar inventos como rainbowstream, que no me convence mucho de momento. Por ahí me sugieren usar oysttyer, o buscarme un servidor que me deje instalarme un BitlBee y conectarme con algo como irsii.

NoScript + uBlock Origin

Otra mejora es descargar Firefox. Con uBlock Origin ya estaba aligerando multitud de páginas, pero el otro día añadí NoScript y también noté la diferencia.


El invento ha quedado ahora bastante más usable. Incluso me he llevado mutt al ordenador bueno. Y cada vez que me pongo a cacharrear con la terminal recuerdo que todavía no hemos terminado de controlar el e-mail y el IRC y cualquier otra cosa casi que sobra.