Las noticias son malas

Dos enlaces que tenía guardados por ahí sobre la inmediatez, la necesidad de leer ya algo acerca que lo que está pasando (sea de la calidad que sea, pero que nos quite el mono) y la sobredosis de pequeñas píldoras que no hacen gran cosa por incrementar nuestro conocimiento sobre el mundo pero que sí sirven para mantenernos entretenidos buscando la siguiente dosis.

The real news consists of dull but informative reports circulated by consultancies giving in-depth insight into what’s going on. The sort of stuff you find digested in the inside pages of The Economist. All else is comics.

  • Avoid news. Towards a healthy news diet [PDF], por Rolf Dobelli (gracias a jotarp). A pesar de la exageración de pedir al lector que deje de leer noticias completamente (y de utilizar algunas afirmaciones que, a falta de referencias, se me antojan harto dudosas), sí que tiene un consejo válido: para enterarse de lo que pasa en el mundo, los artículos de 500 palabras tienen una utilidad muy limitada.

Read magazines and books which explain the world — Science, Nature, The New Yorker, The Atlantic Monthly. Go for magazines that connect the dots and don’t shy away from presenting the complexities of life — or from purely entertaining you. The world is complicated, and we can do nothing about it. So, you must read longish and deep articles and books that represent its complexity.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone
Esta entrada fue publicada en Ida de Olla. Guarda el enlace permanente.