Jonah Lehrer, Imagina y RBA

Jonah Lehrer fue, durante algunos años, una joven promesa de la divulgación y el periodismo científico. Antes de los 30 años ya tenía publicados dos libros (Proust was a neuroscientist — Proust y la neurociencia — y How we decide — Cómo decidimos), mantenía su blog personal, The Frontal Cortex, primero en ScienceBlogs y más tarde en Wired. El de 5 julio de este año anunciaba que la prestigiosa revista New Yorker le había contratado como escritor en plantilla. Poco antes se había publicado su tercer libro, Imagine: How creativity works.

Resultó ser una burbuja a punto de estallar y lo hizo este verano. La bola de nieve comenzó a rodar cuando se comprobó que Lehrer copiaba y pegaba fragmentos de sus propios artículos para ahorrarse trabajo y el New Yorker colocó un aviso en los artículos en los que se había comprobado tal práctica. Poco tiempo después Michael Moynihan, un periodista dylanófilo empedernido, descubrió en Imagine citas del señor Zimmerman que no conocía. Lehrer le dijo que las había sacado de metraje sin publicar de No Direction Home, el documental de Scorsese sobre el tío Bob. Posteriormente, tras un poco de trabajo por parte de Moynihan, no tuvo más remedio que reconocer que se las había inventado. Además, el libro contenía 8000 palabras previamente publicadas sin avisar sobre ello. Si les interesan los pormenores de la cronología de la caída en desgracia de Lehrer, aquí tienen un excelente artículo.

El 30 de julio, Lehrer abandonaba el New Yorker y su editorial, Houghton Mifflin Harcourt, anunciaba que retiraría todas las copias de Imagine puestas en circulación para contrastar los datos, cosa que también hizo Wired con los artículos publicados en el blog durante el tiempo en el que estuvo hospedado en sus páginas.

A principios de noviembre de este año vi que la editorial RBA estaba comercializando en castellano Imaginar. Cómo funciona la creatividad. La edición es de mayo de este año, tiempo anterior a todo el escándalo. En la página web del libro aparece mal escrito el nombre del autor y no hay ninguna mención a todo el pufo. Les escribí hace dos semanas preguntándoles si iban a hacer algo al respecto (incluyendo un aviso sobre la errata en la página) y no he tenido ninguna respuesta ni han corregido el nombre; ni siquiera un escueto lo estamos mirando. Sirva este artículo como advertencia a interesados.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone
Esta entrada fue publicada en Escepticismo, Libros. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Jonah Lehrer, Imagina y RBA

  1. fokme dijo:

    “caída en desgracia” no: el día del juicio

    ojalá les llegase a algunos… de una vez

Los comentarios están cerrados.